lunes, 27 de marzo de 2017

PARA VOSOTROS, PERO NO PARA TODOS

No sería cierto, y sería injusta si lo expreso aquí, que todos sois iguales. Todos los hombres que habéis pasado por mi vida no cabéis en el mismo saco. El mismo saco lleno de culpas, de egoísmo mal interpretado, de propiedad impuesta y de límites forzosos. Aún y así, sabéis a quienes me refiero.

Y perdonadme que os reúna, creedme que me siento incómoda y en superioridad de condiciones. Sí de superioridad, eso he escrito. De echo, si creyera en las clases sociales, vosotros ahora mismo os colocaría en la más baja, justo después del inframundo. Y vosotros diréis, ¿Y por qué tanta rabia? Supongo que más que rabia es desahogo, ya que aún, no os he dicho la verdad.

La verdad y de ahí se genera mi transformación, es que no os necesito. Os juro que me encantaría que me vieseis por las mañanas, o por las tardes, o incluso por las noches con mis amigas. Os juro que me encantaría que me vieseis y que no me dijeseis nada, ya que no hace falta que me controléis. Tampoco hace falta que creéis lazos, esos falsos lazos y esos apegos. Esos planes de futuro que ocultan comodidad y miedos para que no me vaya; ya no hacen falta. Ya no existen. Nunca los he necesitado.

Y ahora, viene la parte mejor, soy mujer y soy libre. Y siento que no podáis sentirlo, pero es la ostia.
Y si todo esto no os ha sido suficiente para dejar de leer, me encantaría que me vieseis des de un pequeño abujerito (para que no lloréis demasiado), cuando hago el amor y nadie, absolutamente nadie me obliga. Nadie piensa que tengo yo el problema, nadie piensa que soy una aburrida y nunca estoy cansada. Todo fluye.


Por último, y como último punto a añadir; para que os quede claro. Sí, soy egoísta. Tanto, que lo quiero todo, pero en cambio, de vosotros, ya no quiero absolutamente nada. Supongo, que como decís vosotros, para una mujer como yo, ya esta bien. 



AGUDIZANDO LOS SENTIDOS (III)

La música se define como el arte de combinar los sonidos en una secuencia temporal atendiendo a las leyes de la armonía, la melodía y el ritmo, o de producirlos con instrumentos musicales.

«El éxtasis musical implica una vuelta a la identidad, a lo originario, a las raíces primarias de la existencia. En él sólo queda el ritmo puro de la existencia, la corriente inmanente orgánica de la vidaOigo la vida. De ahí arrancan todas las revelaciones».
Émile Michel Cioran

Los sentidos me fascinan, me transforman, me llevan a otro mundo. La vida en el caso de la música, me hace vibrar. Las piernas se acoplan al entorno y saltan; me siento en euforia. 

"Cuando estoy haciendo arte, no tengo absolutamente responsabilidad social alguna. Es como soñar.
David Cronenberg

"El arte es la libertad del genio."
Adolf Loos

«La música es un eco del mundo invisible».
Giuseppe Mazzini

«Sin música, la vida sería un error».
Friedrich Nietzsche

Si he de recomendar algo, recomendaría escuchar música en vivo. Sabes que ese sonido ha sido producido espontáneamente para ti. Mañana será tarde para vivirlo y después de escucharlo irá muriendo progresivamente. Se escapa y tú corres detrás de esa voz, detrás de esas últimas notas. Quiero más...

Me gusta la música porque ella es joven, siempre se mantiene en un lugar elevado. Ambienta espacios, alegra autoestimas, asume pérdidas, crea espacios privados y únicos, rememoras situaciones, crea vínculos; te enamora.

Parece ser que hay ciertos seres fantásticos, místicos e incluso bohemios que junto con sus manos, con su boca, con su voz; crean música, crean eso que llamamos: arte. El arte nace del artista, del músico en este caso. Se trata de personas sensibles, capaces de percibir hechos o de crear mundos paralelos, en definitiva, de crear más vida. 
Me gustaría llegar a tocar con los dedos, (incluso sólo a penas rozarlo), ese mundo que ocultan.  Ese mundo que veo en sus canciones, ese latir rápido y misterioso que despenden en cada una de sus letras. Espero que la vida o eso a lo que llamamos destino, me acerque a alguien que como yo, escuche la música con todos los sentidos. 



domingo, 26 de marzo de 2017

QUERIDO AMIGO


Sin duda te echo en falta y aún no se si te has ido. Las palabras se quedan cortas para esto… Sé que no me escuchas ahora, pero estas letras te hablan de forma muy parecida a cómo me hablan tus ojos al verme.
Tienes una bonita sonrisa y aunque tímida, es bonita. Y exactamente eso es  lo que le hace peculiar, porque una bonita sonrisa tímida es más misteriosa que una vulgar sonrisa feliz. Y no hay nada mejor que lo que no se ve todos los días.
Tampoco veo todos los días a tus ojos, que sin duda son reflejo de tu alma, que me hace sentir especial al verte. Tus ojos son oscuros pero con la luz reflejan claros matices que contrastan con mis ojos azules de manera violenta. Las palabras se quedan cortas para esto… Sin duda echo en falta tu presencia, que aclara todas mis ideas.
Ideas de crear un mundo paralelo desde aquí sin necesidad de marcharme a ningún sitio, únicamente con la inspiración de tus sentidos, de tus ojos y de tu sonrisa.
La insinuación parece el reino de todas mis reglas donde nadie puede ayudarme a salir de ellas; estoy presa de mi propia mente. Espero que tu viaje sea de agrado, si no por lo contrario, mi mente puede regalarte alguna infinita historia juntos.

Desde el centro hasta tu isla,

S.